A la hora de seleccionar los contenidos que vamos a hacer llegar a nuestros clientes potenciales la clave es satisfacer gustos, necesidades o intereses de nuestros Buyer Persona.

Requisitos principales que deben cumplir nuestros contenidos

Es difícil dar normas aplicables a todos los casos. Hay tipos de contenidos que encajarán mejor en unos sectores que en otros, y no funcionarán igual si somos una compañía B2B o B2C. Sin embargo, al crear contenidos estos deben cumplir cuatro requisitos principales:

  • Utilidad: ser útil para nuestro público, 
  • Relevancia: responder a sus expectativas,
  • Coherencia: ajustarse a sus intereses,
  • Rentabilidad: cuando midamos los resultados, estos contenidos contribuyan a cumplir los objetivos que hemos marcado.

Algunos tipos de contenidos que funcionan y pueden servir a la gran mayoría de marcas

Los contenidos:

  • Motivacionales, aquellos que nos hacen valorar la vida, las pequeñas cosas y nos recuerdan que los sueños se pueden hacer realidad que nos recuerdan que somos únicos y que nos valoremos a nosotros mismos, historias de superación. 
  • Que cuentan una historia, especialmente si es aplicable a nuestra vida o nos inspira. 
  • Divertidos o que nos emocionen, aquellos que nos hacen reír.
  • Curiosidades o que nos sorprenden por algo. 
  • Generen intriga, un pequeño avance de algo que se desarrollará en días posteriores. 
  • Desmentir algo que se da por cierto. 
  • Educativo o que nos enseña algo, avalados por expertos en el tema. 
  • Las comparativas entre dos productos, dos puntos de vista, dos estilos de vida, etc.
  • Los personales de los trabajadores de la empresa presentándose, comentando opiniones personales, sinceridad sobre algo, estos contenidos contribuyen a dar protagonismo y poner en valor a todos los profesionales de la empresa y la humanizan de cara a los clientes. 
  • Datos o resultados de investigaciones, encuestas. 
  • Los casos de éxito, los consejos y trucos. 
  • Las listas de cosas, los diccionarios o glosarios temáticos. 
  • Las guías o consejos para principiantes. 
  • Las listas de beneficios de algo, un alimento, un producto, un sistema, etc. 
  • Los rankings, las guías de uso, los checklists, etc.
  • Los demostrativos de algo, sobre todo en formato vídeo. 
  • Los recopilatorios de preguntas, respuestas, los testimoniales. Este tipo de contenidos, los testimoniales, suelen gustar a todo el mundo, son fáciles de recordar y tienden a compartirse en las redes sociales. 
  • Los sorteos, concursos y envío de muestras, Suelen tener bastante éxito.

Tres factores que influyen en los formatos de contenidos

Los formatos que podemos utilizar en nuestra estrategia de marketing de contenido son muchos y van evolucionando continuamente.

  1. Los medios que tengamos para desarrollarlos. Por Ejemplo, es importante tener presente que si no podemos hacer, un vídeo con la calidad que precisa nuestro público objetivo, es mejor descartar este formato.
  2. El lugar, los formatos que mejor encajan y obtienen más éxito con nuestro público objetivo, por ejemplo, es improbable que un producto de consumo dirigido a millennials encaje con publicar un baby boomers.
  3. El equilibrio de formatos, el ideal es no ser demasiado repetitivo, aburrir o, por el contrario, saturar a nuestro público. 

Algunos de los principales formatos de contenidos

Lo más importante es experimentar y probar qué es lo que mejor funciona con nuestro público objetivo.

  • Primero, los formatos basados en el texto, aunque pueden incluir imágenes, infografías o gráficos. El peso de su valor recae en el contenido del texto. Algunos ejemplos serían los ebooks, notas de prensa, posts de blogs o en redes sociales. 

  • En segundo lugar, audiovisuales, como las imágenes, solas o editadas con textos incrustados. Los vídeos que a su vez pueden ser videotutoriales, webinars o tener otros formatos, los gifs animados, podcasts. 

  • En tercer lugar, otros formatos, como contenidos interactivos, como los que se pueden crear con Genially. Las encuestas que se pueden integrar en nuestros propios soportes o redirigirse con un link a una plataforma externa. Las presentaciones de SlideShare integradas, donde tiene mucha importancia tanto el texto como la imagen, e incluso pueden integrar vídeos. Y también las revistas impresas o digitales. 

Recomendaciones al crear contenidos

  • Cada canal es distinto y hay que adaptar el contenido. 

  • Nuestro público puede estar siguiendo nuestros contenidos por varias vías. Puede seguirnos en todas las redes sociales y estar suscrito a nuestro newsletter. Y si sistemáticamente ponemos lo mismo en todas partes, lo normal es que se sature y aburra, tomando la decisión de abandonarnos o dejar de seguirnos.

  • Hay plataformas como Google que penaliza el contenido repetido. Así que hay que tener cuidado de no duplicar contenidos y que nuestro posicionamiento empeore.

Cómo generar ideas para los contenidos

Para generar nuevas ideas, podemos emplear las siguientes tácticas. 

  • Realizar lluvia de idea interna en el que todo el equipo implicado pueda aportar sus propias ideas. Luego solo habrá que seleccionar las más adecuadas y darles forma. 

  • Nutrirnos de la información que nos facilite nuestros propios clientes. Las redes sociales son una gran fuente de ideas porque nuestros propios seguidores en sus comentarios muchas veces nos muestran los temas que les interesan, sus problemas o necesidades concretas o incluso temas relacionados con los que hemos publicado que les gustaría.

  • Consultar a nuestros propios clientes con un simple publicación en redes sociales, preguntándoles, por ejemplo, qué dudas quieren que nuestros expertos les resuelvan. 

  • Nuestro servicio de atención al cliente o formularios de contactos, también nos pueden dar muchas ideas de qué preocupa o no tienen claro nuestros clientes. 

  • Inspirarse con la competencia, la cual nos puede dar buenas ideas. No se trata de copiar, sino de inspirarse. Tener listas organizadas en redes sociales y otras plataformas con personas, empresas o entidades con los que compartimos intereses, nos puede ayudar a buscar también e inspirarnos sobre nuestros contenidos. 

  • Los medios de comunicación del sector y los blogs, nos pueden dar ideas interesantes, no solo para compartir una noticia que sea de interés, sino para desarrollar un contenido propio, a partir de esas ideas. Los temas de actualidad que pueden traer aire fresco a nuestros contenidos. Es cierto que lo mejor es tener planificado los contenidos previamente con el calendario editorial, pero si surgen temas relevantes y que son de interés para nuestro público se pueden crear contenidos actuales y guardar los que estaban planificados para otro momento. Los trending topics de Twitter, también nos pueden indicar temas de actualidad que interesan, aunque tendremos que seleccionar aquellos que interesen a nuestro buyer persona y que sean coherentes con nuestra marca. Otro punto serían las búsquedas sugeridas de Google. Nos pueden mostrar qué temas son tendencia en nuestro sector. 

  • Actualizar contenidos propios que han quedado obsoletos y que tuvieron éxito también nos puede ayudar de vez en cuando. 

  • Por último, resulta útil no tratar de agotar un tema interesante en una única pieza de contenido, si por ejemplo somos una firma de maquillaje, en vez de crear un único contenido que sea tipo, cómo maquilarse correctamente, será mejor crear varias piezas como pueden ser: sácale partido a tus labios, cómo maquillar tus ojos para una fiesta, cómo elegir el fondo de maquillaje adecuado para tu color de piel, etcétera. Tendrás muchos más contenidos y podrás incluir más información valiosa en cada uno de ellos.

Hay que recordar que para que nuestra estrategia sea efectiva y se cumplan los objetivos, es imprescindible que en los contenidos haya una coherencia, tanto entre la marca como con los intereses. No tiene mucho sentido crear contenidos de temas que no tengan que ver con nuestra marca, por mucho que interese a nuestro Buyer Persona.

¿Te ha gustado este post?

 

A %d blogueros les gusta esto: